miércoles, 24 de septiembre de 2008

Adjetivos calificativos

Al utilizar adjetivos lo complicamos todo, tratamos de explicar, de describir nuestro entorno, pero al utilizarlos solo creamos una descripción falsa de lo que “creemos” estar percibiendo.

La fea y vieja casona.

El bendecido y acogedor hogar.

Esas pueden ser las percepciones de dos individuos diferentes sobre el mismo objeto y sí, ambas son mentiras. Lo único real es la casa.

¿Qué pasaría si el que cree que es un hogar bendecido y acogedor se da cuenta de lo que opina el otro? O al revés… Es casi seguro que se sentirían mal, uno pensaría que efectivamente su hogar es feo y viejo, mientras que el otro pensaría “¡No debí decir eso!” o bien seguir tan campantes sin que les afecte, cosa que es poco probable.


El dueño de la casa puede darle mantenimiento y mejorarla, pero también debe estar consciente que para muchos seguirá siendo una simple casa que no vale nada, mientras que para otros será el perfecto hogar añorado.

Todos tenemos una casa para mejorar, pintarla, quitarle, ponerle, asearla, etc. Esta casa está expuesta a las opiniones erróneas sobre ella, sobre si es bella o no. Lo importante es qué tanto la valoremos, qué tanto la amemos. Si amamos nuestro hogar, al entrar al él, se respirará paz.

Tu casa, el hogar de tu alma (se dice desde hace mucho) es tu cuerpo y solo de ti depende que realmente sea bello.

Conclusión:
No te comas, no asimiles, no te creas todos los adjetivos que las personas anteponen al describir las cosas o a los seres humanos, menos si son abstractos. Pues solamente es la percepción que ellos tienen de la vida, más no quiere decir que sea real.


Fotografías de las galerías What she said y Eperales

8 comentarios:

Ricardo dijo...

Es un concepto bastante subjetivo. Vaya, no iremos tan lejos, tienes una encuesta aquí en tu blog donde preguntas:

¿Te gusta la nueva imagen del blog?

El 50% de los votantes opinan que estaba mejor el diseño anterior.

Es cuestión de enfoques, aunque si se quiere contar con una opinión objetiva/critica/sesuda, recurres a un experto en el área.

Todo tiene solución :D

Saludos Vely ;)

RAÚL dijo...

me parece un consejo muy sensato. la calificación del adjetivo nada tiene que ver con poner una nota del 1 al 10, los únicos que tenemos que sentirnos sobresalientes somos nosotros mismos.

Germanico dijo...

Adhiero a Raul. Me parece un consejo muy cierto. Nosotros agregamos a las cosas nuestras medidas subjetivas, que pueden no coincidir con las del resto.
No obstante -aunque suene utópico- hay valores supremos que no están ligadas a las cosas. La justicia, la solidaridad, el amor, etc. tienen creo un concepto ideal aunque tampoco nos pongamos de acuerdo que signifique.

Vote por que me gusta el nuevo formato del blog.

Saludos

BIRA dijo...

Todo depende del cristal con que se mire. Gran verdad. Ahora bien, no creo que la culpa la tengan los adjetivos, sino más bien los que los usamos de forma "incorrecta". Entrecomillo la palabra porque para nosotros no lo es, es NUESTRA percepción de las cosas, que no tiene porqué ser la real, no, pero tampoco tiene porqué ser falsa. Al fin y al cabo, para nosotros existe, no?

Amaveli dijo...

Hay Bira!! cómo me encanta que a las dos xD no encanta enredar las cosas.

Cómo siempre tú también tienes razón, cada quien tiene su punto de vista que es muy válido!!!

:)

What_She_Said dijo...

Hola! yo soy de la galería de fotos de What She said, no tenía problema en q utilices la foto, así q quedate tranqui.. perdón q no respondí antes, pero hace mucho q no entraba!
Besos, y gracias por preguntar!

rodrigoazcarraga dijo...

Me gustó mucho esta entrada. Me recuerda esta frase de Eleanor Roosvelt: "Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento".

Anónimo dijo...

Por que no:)