lunes, 8 de septiembre de 2008

Cómo ¿obtener? la felicidad.

En realidad no existe algo que nos pueda dar la felicidad, algo que agarremos y ya la tengamos, un objeto que nos den para que la felicidad ya sea nuestra, no.

No tenemos que ir a buscarla, no tenemos que cruzar un desierto como el alquimista, trepar el Everest o navegar como Colón.



“¡Pero ¿cómo? Si yo soy la persona más desdichada del mundo! ¡Pero cómo si no lo tengo todo, si todo me falta, si nada me alcanza!”

¡Claro que lo tenemos todo! Al llegar a este mundo, nos fue dado todo lo que Dios así dispuso. Al tener vida, ya somos unos triunfadores pues nacimos nosotros, pudiendo haber nacido cualquier otro de las millones de opciones que había (me refiero a los espermas de tu papá) nosotros fuimos los agraciados.

Pero claro, en nuestro afán por tener más, nos abrumamos con tonterías, cosas superficiales, cosas materiales, que nos hacen creer que no somos felices, que nos hace falta algo. Desgraciadamente estamos equivocados, o mejor dicho, afortunadamente estamos equivocados pero tenemos la oportunidad de desengañarnos. Si no vemos la realidad, cuando obtengamos esas cosas que supuestamente nos darán la felicidad, seguiremos pensando que somos infelices, porque al tener más, más vamos a querer y seguiremos con una idea errónea de lo que significa ser feliz.

No hay que confundir la tristeza con “el no ser feliz”, la tristeza pasa, es un estado de ánimo.

La felicidad es un deber.

Aunque estemos tristes podemos ser felices, la tristeza no es motivo para no serlo.

Tenemos tanto por hacer, tanto por disfrutar, tanto por crear, hay un mundo allá afuera que pide a gritos ser disfrutado, no maltratado, porque en realidad las personas más infelices son las que más daño causan, no solo al medio ambiente, sino que amargan el entorno donde están.

Sinceramente a mi me costó trabajo entenderlo pero tuve que reflexionar, buscar dentro de mí y con unos cuantos jalones de orejas entendí.

Todos pasamos por momentos difíciles, momentos en los cuales ya no queremos saber nada, incluso hay a quien se le ocurre quitarse la vida, esas personas caen en una depresión tan profunda que terminan siendo alguien totalmente diferente, cuando toman la terrible desición de quitarse la vida, están fuera de sí. A la primera señal de depresión o desesperación voltea a ver algo que te alegre un poco, escucha una canción alegre, no dejes que esos sentimientos te invadan pues corres el riesgo de que se conviertan en hábito y después necesites ayuda profesional.

Si pensamos que ya no podremos seguir adelante, cuando todo nos sale mal, nadie nos comprende, nadie nos ayuda, estamos en el fondo, nos queremos dar por vencidos y lloramos, nos enojamos, nos desquitamos con quien se deje, pero… te tengo una noticia, si estamos en el fondo, si estás como dice la canción de Kalimba
Tocando fondo”, si estás en el suelo, ¡adivina qué! El único lugar a donde puedes ir es para arriba, a menos de que caves y te entierres, lo cual no creo que sea buena opción. La única opción es volver a subir, levantarte, levantar la cara y decir yo soy feliz.

“Soy feliz con lo que tengo y si tengo más, si obtengo más en la vida ¡que dicha, bienvenido sea! Voy a trabajar duro por lo que ya tengo, a conservarlo, a conservar mi salud o a mejorarla, a conservar mi empleo, trabajar duro para ascender, cambiarlo por uno donde me sienta mejor o cuidar mi negocio, tratar bien a mis muchos o pocos clientes, cuidar el bienestar de mis pacientes, darles la mejor atención como si fueran un familiar, como si se tratara de mí mismo”

“Debemos tratar a las personas como lo que pueden llegar a ser, no como lo que parecen ser”

Valora a tus amigos, llévate bien con tus hermanos, cuida a tus padres y dejar que ellos te cuiden también como siempre lo han hecho, estando aquí o desde el cielo.

Si el amor de tu vida te dejó, si ya no te ama, déjalo ir, si en verdad amas como dices, sigue tu vida y déjalo ser feliz. Si falleció, piensa que algún día iras tú también para allá y estarás a su lado. Hay millones de corazones que desean ser amados, es cuestión de encontrar, de esperar a que llegue el afortunado que se llevará todo tu amor ¡deja que la vida te sorprenda!

Si sientes que ya no puedes, si todo te tiene arto, si ya estás cansado… Cómo dice Omarcito Villalobos “Vuelve a empezar
La felicidad ya la tenemos, es nuestra, está dentro de nosotros, pero de nosotros depende el comenzar a utilizarla, el ponerla en práctica. Va con nosotros a todas partes, pero por estar pensando en tonterías, no le prestamos atención.

¡Siente la felicidad, respírala, abrázala, saboréala, obsérvala!

¿Cómo?

Siente el viento cuando corres, las gotitas cuando empieza a llover, huele las rosas, la tierra mojada, abraza a tu madre, a tu tía, a tu amiga, muerde con gusto tu fruta favorita, observa a los niños jugar, levántate un poco más temprano y mira el amanecer o sal de tu casa para ver el atardecer que es igual de hermoso.

Valóralo, no todos tienen la oportunidad de hacerlo. Y por favor…

¡Créeme, comenzar a ser feliz, entender, sentir la felicidad, no tiene precio ni explicación!
Fotografías de raaaayos, Funny games, Marcela Paolantonio y Gala (gracias)

8 comentarios:

Ricardo dijo...

Pues coincido sólo en algunos puntos, yo lo que pienso es que cada quien tiene lo que se merece.

Y la felicidad SÍ se obtiene, SÍ se busca, SÍ se persigue, para eso vinimos a este mundo no?

Donde coincido contigo es justamente en el ¿qué buscamos?, cada persona tiene prioridades, las delimita y muchas veces las consigue. Quizá lo que a mi me hace feliz sea algo insignificante para tí, y viceversa.

Me gusta la forma en que proyectas tus ideas.

Saludos!

Amaveli dijo...

:) Gracias por comentar Ricardo!

Meg dijo...

Uhm sabes precisamente en estos dias volvi a ver una peli llamada en busca de la felicidad (con will smith) y psss...quizas la felicidad es algo que nunca se alcanze totalmente, mas bien es un pequeño momento de la vida... Yo creo que nadie es completamente feliz porque entonces la vida no tendria sabor digo tiene que haber un equilibrio, la buscamos, la deseamos y la alcanzamos de vez en cuando pero no es algo que sea tuya por siempre.

No se, creo q en este momento me sonrie, mañana quien sabe.

Saludos.

Amaveli dijo...

Si Meg he visto la peli, tiene un mensaje muy bueno, una gran lección de vida, pues el pobre hombre al tomar malas decisiones, en su afán por tener más cosas materiales, lo pierde casi todo y tiene que luchar para recuperar lo que ya tenía. Debemos luchar día a día por mejorar, por ser mejores personas, por tener mejores cosas, pero siempre valorando lo que ya tenemos, dando gracias por ello. Saludos y muchas gracias por tu coment :)

Germanico dijo...

Siempre es un viento reconfortante leerte. Lo que decis es cierto, mas alla de que nos cueste a veces aceptarlo y estemos pendientes de lo que nos falta, y no de lo que tenemos.

Haciendo mea culpa, caigo constantemente en esas cosas. Algunas experiencias fuertes me han a veces puesto el ceño fruncido e instalado un rictus de tristeza que aflora en ocasiones. Pero volviendo hacia un lado, a veces pienso: "por que no valoro esto o aquello? Pues se me cerraron puertas, pero se abrieron ventanas para mi".

Saludos muchos desde Argentina.

JB dijo...

Y como tengo una vena escritora que necesito plasmar en alguna parte de la web... esta en construccion mi nuevo blog en el que mi mision será preparar a las grandes masas para mi postulacion presidencial (sorpresa!)

Eres la primera en saberlo eh!

http://jbpresidente.blogspot.com

ioh dijo...

Yo siempre he dicho que a la vida se viene para ser feliz, es cierto, a veces tendremos momentos difíciles, pero si todo fuera felicidad, entonces no podríamos valorar todos esos sacrificios, momentos de tristeza, situaciones no gratas, etc. Ahora, yo creo que lo difícil es identificar ¿qué es la felicidad para cada quien?, el objetivo es la felicidad, pero para llegar a ese objetivo, existen muchos caminos....

Muy buen post, Amaveli, tus letras siempre son inspiradoras, además te quiero agradecer que simpre lees mis "cosas", eres mi lectora preferida, saludos y gracias!!

martin dijo...

Verdades las que decis, pero de todos modos hay que creer y confiar que las buenas personas existen...
Un abrazo grande!!!